miércoles, 9 de abril de 2014

¡¡Bye Bye!! Windows XP

Ayer día 8 de abril de 2014 fue un día muy especial para el mundo de la informática moderna. ¡¡Microsoft (que no nosotros) entierra hoy a un vivo!! Ayer enterramos a Windows XP.



Un minuto de silencio


En la historia de Microsoft y yo diría que en la historia de la informática siempre habrá un antes y un después de Windows XP. No solo por lo exitosa que ha sido, sino por su funcionamiento, su aceptación popular, su capacidad para desterrar las versiones venideras y sobre todo por su longevidad.
Seríamos injustos si solo hablamos de lo bueno que fue XP en su última etapa (a partir de su Service Pack 2) también como todo sistema tuvo, tiene y tendrá multitud de problemas. Pero para muchos técnicos como yo hemos crecido con él y siempre le tendremos un cariño (u odio) especial.


Un poco de la historia de Windows XP


Windows XP apareció en el año 2001 (ya ha llovido, ya), primero la versión Professional y meses más tarde la versión Home. Windows XP tenía un cometido especial, unir las dos familias existentes de Windows y por eso XP es muy importante.
Antes de Windows XP existían versiones de Windows para usuario profesionales y versiones de Windows para usuarios personales. Por un lado teníamos los Windows 9x (95, 98, 98 SE, ME) que partían del kernel de MS-Dos (era poco más que una apariencia grafica montada sobre este) y por otro lado los Windows NT (NT3, NT 4, 2000) que partían de kernel de Windows NT (NT viene de Net lo que conocemos como Red). Con la llegada de XP Microsoft unió ambas familias de software para que llevaran el mismo kernel, más optimizado y pudiendo así permitir un mejor desarrollo y compatibilidad entre aplicaciones.


Está claro que la tarea no era fácil juntar estos dos mundos, pero poco a poco lo consiguió.
Yo dividiría la vida de Windows XP en 3 partes, Lanzamiento e inicio (antes de los Service Pack), antes y después de Windows Vista y el destierro de por parte Microsoft.


Lanzamiento e inicio (antes de los service pack)


Windows XP se lanzó a bombo y platillo como la unión entre las dos versiones de Windows existentes, pero eso no quiere decir que fuera exento de problemas. Lo primero era comprobar que el equipo fuera compatible, y una vez hecho esto instalar nuestro sistema.
El primer dilema llegaba porque no se podía actualizar desde otro Windows sino que era necesario formatear el equipo. Al formatear te daba 4 opciones de formateo FAT32 rápido y lento y NTFS rápido y lento. En ese momento muchos de nosotros mirábamos la pantalla atónitos pensando y yo que sé que significa tanta sigla. Finalmente acabos formateando en NTFS porque era nuevo y según decían mejor. Es corto que los discos daban menos problemas además el mantener los ficheros cerrados hacia olvidar el tan presente Scandisk.
Una vez salvados ya estos problemas, la instalación de XP comenzaba y unos 45 minutos después teníamos una musiquita (si nos detectaba nuestra tarjeta de sonido) muy relajante sonando con una bola con un interrogante dando saltos para terminar la instalación. Una vez hecho comenzaba el dolor de instalar nuestros Drivers.
Muchos dispositivos daban problemas de compatibilidad, incluso llegando a colgar el sistema, otros muchos por más que los instalabas no arrancaban y otros te decían que el controlador no estaba firmado. Tras conseguir que el sistema anduviera comenzabas a instalar programas y te dabas cuenta de que algunos de nuestros programas no eran compatibles. Entonces con el botón derecho, pulsabas propiedades marcabas compatibilidad con Windows 95. Algunos funcionaban y otros (la mayoría) no.
Yo incluso volví a Windows ME (si, sé que a nadie le gusta pero a mí me funcionaba muy bien) cansado de problemas con XP.
Poco a poco en estos años internet empezaba a entrar en nuestras casas y eso de tener Windows actualizado con parches y solución de problemas nos parecía algo genial (o en mi caso me lo parecía). Yo por entonces tenía un ordenado bastante chulo para la época un AMD Thunderbird 1400 DDR, tenía poco más de un año, era de los primeros equipos que montaban memoria DDR a 266 MHz na menos. Era una maravilla. Os pongo en situación, los procesadores de AMD de aquella época, se calentaban mucho, la gente decía que te podías hacer un huevo frito sobre el micro. Su temperatura de trabajo normal estaba en torno a los 65º a 70º Centígrados. De un día para otro, mi equipo empezó a dar pantallazos azules sin venir a cuento. Tras mucho investigar, encontré al culpable. Alguien de Microsoft decidió que todo procesador que pasara de los 74º debía apagarse para proteger el sistema. 74º en verano, sin aire acondicionado y un AMD como ese, que en invierno estaba a 70º no duraba más de 5 minutos jugando al Unreal Tournament, con el consiguiente cabreo. Tuve que desinstalar la dichosa actualización para que el equipo funcionara como debía. Desde aquel día siempre que veo algo raro, lo primero que hago es revisar las últimas actualizaciones, no es la última vez que me ha pasado


Antes y después de Vista


Microsoft con tanto actualizar XP para fuera bien empezó a sacar unos parches acumulativos muy grandes llamados Service Pack que contienen muchas cambios juntos que es necesario instalar todos a la vez. Para los usuarios personales esto antes no había existido, pero para los usuarios empresariales si, por ejemplo Windows 2000 tuvo 4 Service Pack.
Con la aparición del primer Service Pack y el tiempo a favor del desarrollo de nuevas aplicaciones y mejorando la compatibilidad de las viejas, Windows XP empezó a tener una estabilidad muy digna. Pero la aparición del segundo Service Pack hizo que todos empezáramos a amar a Windows XP porque funcionaba, era estable, muy estable y vuelvo a repetir, funcionaba muy bien.
Tras este Service Pack Microsoft pensó que era buen momento para jubilar Windows XP y nos ofreció una nueva versión de sistema con muchos cambios sobre todo en temas de seguridad. Apareció Windows Vista y empezó a ser sustituido en los equipos nuevos, está claro que la reacción tardo poco en llegar. Si tengo que describir a Windows Vista con una sola palabra seria lentitud. La gente empezó a cambiar sus equipos con XP por nuevos equipos y se dio cuenta que sus anteriores ordenadores funcionaban más rápido que los nuevos. Y por primera vez se empezó a hacer downgrade (volver a la versión anterior) del sistema operativo algo hasta este día impensable. Además según el convenio de venta de software Microsoft estaba obligado a facilitar una licencia de XP ya que al ser el mismo producto una versión superior da derecho a instalar esta o cualquier versión anterior.


Puedo deciros que posiblemente el downgrade de Windows Vista a Windows XP, es el trabajo más frustrante que realizado, por la cantidad de problemas y de driver incompatibles. Nunca funcionaban realmente bien.
Con la llegada de los Netbook (esto portátiles pequeños y baratos que estaban de moda hace un par de años) los fabricantes obligaron a Microsoft a que les siguiera vendiendo licencias de Windows XP ya que con vista, esto equipos no podían funcionar.
Finalmente Windows Vista fue un fracaso estrepitoso. Demasiados cambios y demasiado poco óptimo. Mientras tanto Windows XP siguió teniendo a la gente encantada ya que era un software muy maduro y que cada vez funcionaba mejor.


El destierro de por parte Microsoft


Microsoft se encontraba en una difícil situación. Por una lado no quería mantener Windows XP porque era antiguo, acarreaba problemas de seguridad etc.., pero por otro lado seguir obligando a usar Windows Vista era un suicido.
Entonces se puso manos a la obra y en poco más de un año saco una nueva versión de Windows, Windows 7.


El interés de la nueva versión hizo que una beta se filtrara y esta vez Microsoft en vez de seguir su política y empezar a meter paquetes a todo el mundo, en una maniobra que solo puedo calificar de magnifica, libero la versión beta de Windows 7. Internet era un hervidero y consigo una cantidad de testers que no podía imaginar y de esta manera, se depuro mucho el sistema antes de salir a la venta. Además escucho por primera vez a los usuarios que dieron ideas, por ejemplo la genial barra de tareas que este tiene.
A partir de este momento Microsoft empezó a dejar de lado Windows XP. Seguía solucionando problemas pero no actualizaba las aplicaciones de este, por ejemplo Internet Explorer se quedó en la versión 8 cuando actualmente va por la 11.
Microsoft nos iba invitando al cambio a Windows 7, un sistema que esta vez sí es lo suficientemente bueno como para cambiarlo, por otro lado nos ponía trabas a la hora de mantener Windows XP. Empezado por las aplicaciones propias y poner impedimento a los desarrolladores, por ejemplo el Framework 4.5 no está soportado por XP etc. Esto unido a el cambio de equipos que ya no es posible encontrarlos con él, hace que de forma natural acabe en desuso.
Pero la realidad es que a día de hoy aún quedan muchos Windows XP dando guerra y que seguirán en ello. Los cajeros automáticos son un buen ejemplo de ello.
La semana pasada salió un reporte de los sistemas operativos presentes en internet y a día de hoy Windows XP tiene casi tanta presencia como Windows 7. Que se descontinúen las actualizaciones no hace obligatorio que cambiemos nuestro equipo, sino que tendremos que tener muchos más cuidado porque será más vulnerable a ataques. Hay países como Alemania que han llegado a un acuerdo con Microsoft para que continúe dando soporte a su administración pública.


Conclusión


Todo llega a su fin y ni siquiera los AS400 son inmortales. Todo tarde o temprano tiene que morir, Microsoft decidió que el día 8 de abril de 2014 sea el momento de matar a Windows XP. Un muerto en vida que lleva así 5 años dándonos alegrías y sufrimientos, que ha superado la obsolescencia programada y al que seguro muchos de nosotros echaremos de menos. Pero a día de hoy aun son muchos los muertos en vida que quedan y mucha guerra seguirán dando. Por eso digo

Larga vida a Windows XP


Espero la lectura haya sido amena e interesante
Muy importante, si decides comentar o republicar parte de este articulo porque te ha sido útil, por favor cita la fuente y el autor del mismo (vamos cítame) y pon un enlace al artículo de mi blog

Muchas gracias por leerme.
Saludetes a todos

P.D. Podéis seguirme en Twitter @Jberron y LinkedIn